Podríamos definir la década de los 60, como la década de La Revolución en mayúsculas.

Se produjeron cambios en diferentes aspectos; cambios que no sólo afectarían a la sociedad, sino también al arte, la ilustración, el diseño gráfico o el diseño de interiores.

En el mundo del interiorismo y el diseño industrial, se abrieron varios frentes a cual más diferente.

El diseño nórdico, empezó a consolidarse y a popularizarse más allá de los países escandinavos. Las ideas modernistas de producción industrial, se combinaron con los conceptos de belleza y eficiencia para mostrarnos un diseño tan bello como útil. Además, en plena era de la libertad de expresión, surgió la idea de democratizar el diseño, siendo considerado el diseño nórdico como el diseño más democrático.

Mientras la idea del Good Design del diseño escandinavo empezaba a establecerse en todo el mundo, paralelamente empezaban a manifestarse nuevas propuestas expresionistas y experimentales.

El diseño de muebles, se convirtió en un campo propicio para la experimentación. Materiales como el plástico, el vinilo o las resinas, se convirtieron en grandes aliados del diseño orgánico, inspirado en la naturaleza, dando vida a diseños tan icónicos como la silla Panton del diseñador Verne Panton.

 

Diseño industrial orgánico años 60

Fotos by Lasddi - Transito Inicial
Si te gusta experimentar con materiales o quieres aportarle un colorido toque transgresor a tus estancias, descubre nuestra colección de molduras de madera con un acabado de imitación al aluminio.  

 

A todo esto, hay que sumarle el hecho de que los 60 estuvieron marcados por la Era Espacial impulsando el nacimiento de lo que se conoce como Space Age Design.

La idea de que el primer hombre pudiera llegar a la Luna; que finalmente sucedería en 1969 con la llegada de Apolo XI a la Luna, marcó toda una década cautivada por el futurismo.

Las formas simples y funcionales y el minimalismo de los años 50, fue sustituido por un afán de modernidad y de abandono a cualquier referencia al pasado, donde las formas geométricas redondeadas, los nuevos materiales como el plástico, y los colores brillantes, adquirieron un cariz protagonista.

Uno de los diseños más reconocidos de esta vertiente futurista, es la silla Ball de Eero Aarnio, presentada en 1966 en el Salón Internacional de Colonia y convirtiéndose en uno de los mejores diseños de la segunda mitad del siglo XX.

 

Diseño futurista años 60 (ball chair)

Fotos by Temple and Webster - Dot & Bo
Si te gusta la tendencia futurista, te invitamos a que descubras nuestras molduras de madera efecto metálico, disponibles en acabados en blanco, negro y plata y en diferentes tamaños. Perfiles disponibles: moldura 659 - moldura 623

 

Haciendo un punto y aparte en el diseño, como decíamos al principio, los años 60 fueron años marcados por las revoluciones, las protestas y los movimientos ideológicos. De hecho, durante la década de los 60 se producirá uno de los cambios culturales más importantes del siglo XX: el movimiento Hippie.

El movimiento Hippie dio vida a grandes iconos de la historia de la música, como Bob Dylan y The Beatles; artistas inspirados en los ideales del Peace and Love de los Hippies que impulsarían el nacimiento del denominado rock psicodélico.

Pensaréis, ¿pero qué tiene que ver el rock psicodélico con el diseño?  Aquí es donde entra en escena un nombre clave: Bill Graham.

Bill Graham, el famoso promotor de conciertos, no sólo conseguiría convertirse en uno de los personajes más influyentes en la historia de música, sino que su nombre pasaría a formar parte para siempre de la historia del diseño.

Para la creación de los carteles que promocionaban sus conciertos, decidió contratar a una serie de artistas del momento que acabarían convirtiéndose en algunos de los diseñadores gráficos más influyentes del siglo XX.

Es el caso de Wes Wilson considerado como el introductor de la psicodelia en la cartelería de conciertos.

 

Carteles psicodélicos Wes Wilson

Carteles musicales psicodélicos diseñados por Wes Wilson para el promotor de conciertos más influyentes del siglo XX; Bil Graham 
Para enmarcar la composición, hemos utilizado una moldura contemporánea de madera en negro con filo plata (ref. 552-501) 

 

Sus creaciones, estaban inspiradas en grandes maestros del Art Nouveau pero también en las obras de artistas como Van Gogh o Gustav Klimt; aunque la verdadera influencia de sus obras, se encuentra en la figura del letrista vienés Alfred Roller, cuyas tipografías psicodélicas marcarían la dirección de arte del californiano.

Aunque esa estética futurista, psicodélica e incluso Pop Art de los años 60 se encuentra un poco alejada de la estética actual, quizás mucho más minimalista y cercana al diseño nórdico y al diseño danés de los años 50; la verdad es que su aportación e influencia en el diseño, el arte y la cultura, es innegable.

De hecho, a día de hoy podemos encontrar artistas, ilustradores y diseñadores que se inspiran en la época de La Revolución para crear algunas de sus más destacadas obras, como es el caso de Malika Favre.

¿Qué te parecería aportarle unas dosis del minimalismo más retro a tu hogar?

 

 

Minimalismo y Pop Art en cuadros inspirados en las ilustraciones de Malika Favre

La estética de los años 60, quizás es un poco atrevida y transgresora para los estilos decorativos actuales; pero la ilustradora Malika Favre ha conseguido que sus diseños mantengan el equilibrio perfecto entre el minimalismo actual y el Pop Art de los 60.

Si por algo son reconocidos sus diseños, es por el sorprendente uso del espacio negativo y del color. Las líneas rectas y definidas características del minimalismo, se entremezclan con los colores brillantes del Pop Art y los efectos ópticos del Op Art. El resultado, son diseños sorprendentemente carismáticos, con ciertos aires cinematográficos, que te enamoran desde el primer instante.

 

Office decorada con un cuadro de Malika Favre

Ilustración de Malika Favre enmarcada con una moldura contemporánea de madera en color blanco ref. 646-326

 

La fusión entre minimalismo y color, consigue que las ilustraciones de Malika Favre sean un importante elemento con el que personalizar tus cuadros si lo que buscas es un elegante toque transgresor.

En esta ocasión, para personalizar nuestros cuadros, hemos elegido una futurista colección donde el Op Art en black and white crea un atractivo contraste con el sensual y femenino color rojo. Sin duda, una galería de cuadros perfecta para tu office en casa, por ejemplo.

 

Galería de cuadros con ilustraciones de Malika Favre

Ilustraciones de Malika Favrer enmarcadas con una moldura contemporánea de madera color rojo frotado fondo negro (ref. 520-749) y moldura contemporánea de madera color negro (ref. 520-X45)

 

Para enmarcar la composición, nos hemos decantado por unas molduras contemporáneas de madera de 36 mm. Hemos optado por combinar una moldura lisa en color negro con pinceladas en plata, con otra moldura en rojo frotado de la misma colección. El resultado: unos atrevidos cuadros en los que el minimalismo y el color de Malika Favre se fusionan con las últimas tendencias en molduras.

¿Te atreves a darle un toque futurista sesentero a tu office con estos interesantes cuadros de Malika Fvare?