Utilizar los principios del Feng Shui en la decoración de una casa es una tendencia cada vez más en boga. Incluso aquellos que no creen en el Feng Shui reconocen que sus preceptos contribuyen a un interiorismo más equilibrado, estable y agradable en el que vivir.

Y es que, contra lo que pueda parecer, el Feng Shui no tiene nada que ver con decoraciones de tipo oriental. No tienes que llenar la casa de budas o láminas con ideogramas chinos (a menos que sea por gusto, claro). Se trata más bien de una filosofía sobre la vida y el espacio que da directrices sobre cómo organizar el interiorismo de una vivienda.

Los preceptos del Feng Shui, derivados del taoísmo, tienen su origen en China. Postulan que en el mundo existe una energía vital, o chi, que fluye libremente… mientras puede. Los espacios cerrados, mal planteados, pueden hacer que esa energía quede encerrada o fluya con dificultad, ocasionando problemas en la habitabilidad de ese espacio. Por tanto, la disposición de la casa, de las habitaciones, de los muebles, y de las puertas y ventanas (entre otros detalles), afectan al fluir de ese chi y a su efecto en los que ocupan ese espacio.

Sigue leyendo, que te damos las claves principales… ¡y verás que le hacen mucho bien a tu casa!

 

Decoración siguiendo los principios del Feng Shui

Imagen vía: Blog Loving - Moldura Ref. 520-X47

 

Moderación y sencillez por encima de todo

Lo primero que debes tener claro es que, como filosofía interiorista, el Feng Shui no está atado a ningún estilo en concreto. Puedes aplicar el Feng Shui tanto en decoraciones de tipo rústico como en ambientes contemporáneos, por poner dos ejemplos. La base, sea cual sea el estilo, es hacer de la moderación y la sencillez el centro de todo.

El objetivo es alcanzar el equilibrio y la armonía, y para ello es imprescindible no llenarlo todo. Atiborrar la casa con muebles, cuadros, espejos y objetos decorativos va totalmente en contra de los preceptos del Feng Shui, porque entorpecen la libre circulación de esa energía y sobrecargan los espacios.

Ajustarse a los muebles imprescindibles, ser muy selectivo con los objetos, es la opción más recomendable: un jarrón y un recuerdo en la repisa es mejor que una repisa en la que no se puede ni sacar el polvo sin perder media hora sacándolo todo con cuidado. Un solo cuadro, central y protagonista en la pared del salón, es mejor que una pared cargada de cuadros de todo tipo.

Como verás, el Feng Shui tiene mucho en común con el minimalismo. Y es que, misticismos aparte, la moderación y la sencillez en la decoración aporta serenidad y equilibrio de forma objetiva.

 

MInimalismo en la decoración Feng Shui

Imagen vía: La bici azul - Moldura Ref. 519-235

 

La teoría de los elementos

El Feng Shui nos invita a hallar el equilibrio en los elementos centrales de la naturaleza (el wu xing), que serían 5: fuego, tierra, agua, madera y metal.

El trabajo en la decoración de interiores, pues, debería rescatar estos cinco elementos y darles protagonismo en la casa.

 

La teoría de los elementos en el Feng Shui

Imagen vía: Boho Chic Style - Moldura Ref. 303-258

 

Decorando con Fuego

El elemento fuego nos proporciona, simbólicamente, el calor. Esencial para el bienestar en una casa.

Este elemento se representa mejor que nada en la iluminación, y por tanto debemos hacer de ella algo más que “visibilidad”, hacerla formar parte de la decoración.

Puedes utilizar diferentes puntos de luz cálida (mejor que la blanca) con diferentes intensidades para generar alternancias irregulares, que crearán una atmósfera envolvente muy agradable.

También puedes introducir el fuego puro incluso si no tienes chimenea: bastan unas velas estratégicamente situadas (el recibidor es un lugar ideal), o quemadores de esencias que además del fuego nos proporcionan mejores olores domésticos.

 

El elemento fuego en decoración

Imagen vía: Bohemian and Chic - Moldura Ref. 823-Y31

 

Decorando con Tierra

La tierra es nuestro centro de gravedad física y espiritual, es la estabilidad psicológica, tan deseable en el día a día. El elemento tierra lo podemos introducir no sólo decorando con jarrones o elementos de barro, o con suelos de terrazo: los colores pueden cumplir la misma función. Una paleta cromática que no sea demasiado llamativa (para no romper el equilibro) basado en colores arena o piedra, o tonos terrosos como el beige o el marrón, son ideales para proporcionar esa estabilidad. También verdes y azules matizados contribuyen al efecto.

 

Decoración natural según el Feng Shui

Imagen vía: Interior Break - Moldura Ref. 275-163

 

Decorando con Agua

El agua simboliza la sabiduría y la comunicación, y proporciona sensaciones de fluidez ideales para el discurrir del pensamiento, las ideas o la conversación positiva. Por eso en culturas tan distantes como la árabe o la japonesa, la presencia de una fuente dentro de casa es preceptiva.

Aunque, en general, la gente no puede permitirse tener una fuente dentro de casa, ¿verdad? Pero puedes compensarlo con jarrones con agua y flores vivas, con una pequeña fuente eléctrica de circuito cerrado en un lugar escogido, o incluso con cuadros o fotografías de entornos acuáticos: océanos, ríos, lagos, fiordos.

 

Decoración siguendo la filosofía Feng SHui

Imagen vía: Tendencias y Decoración - Moldura Ref. 365-235

 

Decorando con Madera

El símbolo del crecimiento y de la vida es posiblemente el elemento más fácil de introducir en cualquier decoración, ya que la mayoría del mobiliario es de este material. Además de los posibles suelos de madera.

Lo que sí es importante es utilizar maderas naturales, sin tratar, o al menos aquellas en las que podamos apreciar de verdad las vetas y sus irregularidades.

 

Decoración siguiendo los principios del Feng Shui

Imagen vía: Pinterest - Moldura Ref. 547-X42

 

Decorando con Metal

Este elemento no se suele tener en cuenta, y sin embargo es el símbolo de la prosperidad, ¡algo necesario en cada casa del mundo!

Hay que introducir metales, pues, y hoy lo tienes más fácil que nunca ya que el metal es tendencia en muchos de los estilos que lideran el diseño de interiores. Los reflejos del oro, la plata y el bronce llaman al metal de las monedas. Incluso el frío brillo del aluminio o el acero.

Puedes introducir este elemento en aplicadores, pomos, rebordes y detalles del mobiliario, o en las molduras de los cuadros.

Con estas claves ya tienes los elementos básicos para una decoración Feng Shui en tu casa. ¿Bajo qué estilo? Pues como ya dijimos, ¡depende de tus gustos! Aunque es cierto que un estilo tipo Eclectic Collector no es que digamos lo más adecuado, mientras que otros pueden ser naturalmente compatibles.

Es el caso del Organic Modern, que hace del equilibrio minimalista su base para poblar los espacios. O de la decoración Eco-friendly, con materiales raw y paleta cromática terrosa.

Sea cual sea el estilo imperante en tu casa… ¡es hora de dejar fluir la energía y darle equilibrio con algo de Feng Shui!

 

Imagen vía: Pinterest - Moldura Ref. 520-W75

 

Nuestra propuesta de molduras para este estilo

Para este estilo os traemos una selección de molduras que se adecúan a la perfección a los principios del Feng Shui.

Los nuevos acabados del perfil 366 están inspirados en la naturaleza, buscan en sus grabados imitar a las vetas naturales de la madera, además sus decapados de color buscan imitar a las gradiantes de color que encontramos naturalmente en bosques y lagos.

Esta conexión con la naturaleza las hace las molduras idóneas para emplear en espacios naturales, que sigan los pirncipios del Feng Shui.

 

Molduras para cuadros naturales estilo Raw

Nuevos acabados de la moldura Ref. 366