Tiempos de transición, tiempos de frontera. Un planeta entero con una sociedad revolucionada y en constante cambio, con un pasado que impregna las ideas de futuro, y una sociedad cada vez más fusionada, y al mismo tiempo, más personal y más auténtica.

Tiempos de frontera y de opuestos que se fusionan: estas son las macrotendencias que dominarán este 2018, y uno de cuyos ejemplos vimos la semana pasada con la tendencia Slow Futures.

Hoy, desde una estética más bien opuesta, abordamos la fusión y la frontera estilística tirando de afinidades. Os presentamos Affinity, el punch definitivo en decoración de interiores para aquellos conectados a los cambios del siglo XXI.

 

Macrotendencias 2018, decoración de interiores

Imágenes vía Pinterest

 

Entre Oriente y Occidente

Los dos polos culturales del planeta se fusionan lenta pero inexorablemente. Hacia el este o hacia el oeste, los márgenes difusos se amplían. La Ruta de la Seda registrada por Marco Polo renace con el impulso de China, que invierte en infraestructuras continentales para conectar comercial y culturalmente Occidente, Oriente Medio y Asia.

 

En Affinity esa fusión oriente-occidente es acusada: la vemos en el diseño del mobiliario, en la concepción de los espacios, en la selección de los materiales y en los elementos decorativos. Bambú y lámparas japonesas en ambientes nórdicos. Un gallery wall fotográfico de arquitectura y cotidianeidad iraníes sobre mobiliario oscuro de diseño claramente europeo. Si el planeta es capaz de unirse, ¿cómo no vas a encontrar afinidades en la decoración de tu casa?

 

Imagen vía Milk Decoration - Moldura Ref. 346-219

 

Conectados por el mar

La nueva Ruta de la Seda también va por mar, y se construyen nuevos puertos para rutas comerciales y culturales que conecten Hong Kong con Barcelona, Lisboa con Mumbay. En América, mientras tanto, el nuevo canal de Panamá anticipa un incremento exponencial del tráfico marítimo por todo el planeta.

 

Affinity absorbe esta realidad y la traduce en un estilo marinero moderno, en el que las referencias marítimas son constantes, pero no tanto en clave local o mediterránea como exótica y oceánica. Lo oriental se nos hace especialmente presente, y los textiles y los volúmenes toman protagonismo para crear ambientes aéreos, veleros, calmos en su trayecto surcando los mares.

 

Imagen vía Lovely Life - Moldura Ref. 218-087

 

El fin de las naciones, el nacimiento de la cultura global

Cuando las superestructuras mueven el mundo, y ese mundo está interconectado digitalmente, las naciones se vacían progresivamente de sentido. Las regiones se alzan con fuerza a lo largo y ancho de Europa, Asia y África.

Los guetos culturales cada vez son menos guetos, y las filias de una persona en cualquier parte del globo pueden combinar sin problemas la pasión por la ilustración medieval europea, la arquitectura coreana, el american way of life y el acerbo cultural africano.

 

Affinity, por tanto, es eclecticismo de culturas dispares. Buscamos arte que traspase fronteras, artesanías disruptivas que exploran pasado y futuro tanto en materiales como en diseños. Decoraciones que pueden beber de la filigrana del arte islámico, del sincretismo japonés o del folk nórdico. No busques la combinación estética: busca tu combinación cultural y tradúcelo en estética.

 

Imagen vía Moustache - Moldura Ref. 691-A69

 

Fusión entre masculinidad y feminidad

Los roles de género se desdibujan día tras día pese a las tensiones que esto provoca en la sociedad tradicionalista. La mujer lidera, viaja al espacio, protagoniza deportes de contacto antaño “reservados” al hombre. En cuanto éste, aparta o comparte la virilidad con mayor sensibilidad y capacidad de empatía. Se dedica a cuidados y lleva la casa y los niños. El género se convierte en una simple constatación biológica, sin llevar necesariamente aparejada unos comportamientos ni unos estilos predeterminados.

 

En Affinity reina la libertad estilística que permite a un hombre decorar con flores y filigranas y una mujer con referencias deportivas sin fin.

 

No somos hombres ni mujeres. Somos individuos.

 

Imagen vía Coach Decò Style - Moldura Ref. 303-320

 

¡Sí, soy un ser único!

Sin patrias, sin género, sin fronteras. Creamos redes de individuo a individuo formando comunidades extrañas que ya no responden a las viejas agrupaciones. Hombres y mujeres de todas las edades y culturas encuentran afinidades inesperadas entre ellos y crean algo nuevo y único.

 

En Affinity, el eclecticismo de frontera se impregna de una total libertad de espíritu. Nadie puede imponerte reglas estéticas. La decoración llamativa busca ser llamativa, porque transmite una pequeña parte de lo que eres y sientes como persona del siglo XXI.

 

Imagen vía Elle - Moldura Ref. 218-R80

 

Colores sin complejos

En ese juego de extraños que se atraen, en Affinity no trabajamos ninguna gama cromática cerrada. ¡No se puede limitar la interconectividad del mundo!

Los colores son en general oscuros, sin demasiado brillo, aportando solidez al concepto estilístico, y también esa eterna llamada al pasado. Pero el interiorista queda liberado para experimentar con los colores de forma atrevida y sin complejos.

 

Imagen vía Decora Link - Moldura Ref. 365-20B

 

Bases blancas con impacto de madera y estallidos de verdes, amarillos u ocres.

Alfombras con complejos patrones terrosos con mobiliario azul celeste y zarpazos oscuros. Pasteles imprevistos dulcificando espacios de tonos contundentes.

Todo es posible.

 

Porque las afinidades siempre aparecen donde menos te lo esperas.