Los espejos no son como cualquier otro objeto decorativo que puedas tener en tu casa. Los espejos son algo más. Causan una fascinación especial, que nos captura desde antiguo.

Desde los primeros espejos de mano hechos en metal bruñido, que utilizaban egipcios, griegos y romanos, la humanidad ha otorgado a los espejos cualidades misteriosas. Muchos pueblos creían que lo que reflejaban no era a la persona, sino su alma (de ahí la leyenda de que un vampiro, desalmado, no se refleja en los espejos), y la literatura está llena de espejos especiales: el mágico de Blancanieves, el espejo de Galadriel en Tolkien, o el que atraviesa Alicia de la mano de Lewis Carroll.

Pero más allá de lo esotérico el espejo es un objeto bello y práctico, que desde la Baja Edad Media fue aumentando sus proporciones al inventarse el espejo de vidrio sobre lámina metálica… y así hasta el día de hoy, en que se ha convertido en uno de los elementos que no pueden faltarle a nuestra decoración de interiores.

Pero, ¿sabes sacarle todo el partido a sus cualidades? No te pierdas estas 7 ideas que llevarán tu decoración con espejos a otro nivel.

 

El espejo es un objeto decorativo bello y práctico, y que causa una fascinación especial

Imagen vía My Leitmotiv - Moldura Ref. 217-P89

 

Ampliando espacios

Colocar espejos en espacios pequeños es uno de los mejores sistemas para agrandar ese espacio. El otro es utilizar masivamente colores claros, o puro blanco. ¡Imagina si combinas ambas cosas!

 

En recibidores, pasillos y rincones oscuros puedes utilizar espejos de tamaño pequeño o mediano para ganar reflejos y ampliaciones de campo. En dormitorios o baños, cuanto mayor sea el espejo, mayor sensación de amplitud se generará.

 

Si colocas espejos en pasillos o rincones oscuros, conseguirás una sensación visual de mayor espacio

Imagen vía Elle - Moldura Ref. 685-A14

 

Posición estratégica

No lo coloques al azar: busca una ubicación estratégica  para tu espejo que te sirva para resaltar un punto fuerte de la estancia. Puedes reflejar una planta, un cuadro, un ventanal con vistas, un rincón con peso en la decoración (por ejemplo una gallery wall, o una estantería con libros antiguos, o…).

De esta forma no sólo aprovechamos sus cualidad ampliadoras, sino que potenciamos otros elementos decorativos ajenos al espejo. En una decoración minimalista, un elemento central y un espejo bien situado pueden crear auténticas maravillas con la mínima expresión.

 

Usa los espejos para potenciar otros elementos decorativos, reflejando su imagen

Imagen vía Inside Closet - Moldura Ref. 303-320

 

Revestimiento en espejo

No pongas un espejo: ¡convierte superficies en espejos! En los tiempos de los espejos de plata bruñida esto sería inviable (o desquiciadamente caro), pero hoy puedes utilizarlo como material de revestimiento, de muchas formas diferentes.

En el caso de los armarios siempre existe la posibilidad de convertir las puertas en espejos, lo que sirve para ampliar el dormitorio, aumentar la iluminación, y facilitarte la vida diaria con grandes espejos de pies a cabeza donde más los necesitas.

 

Pero además de muebles, también pueden utilizarse azulejos o ladrillos con acabado de espejo. La función utilitarista aquí queda reducida (no te podrás maquillar delante) a favor de un efecto estético de gran belleza, luminoso, incluso lujoso sin llegar a la ostentación.

 

Convierte las superficies de armarios, azulejos o ladrillos en espejos. Conseguirás mucha más luminosidad en tus estancias

Imagen vía Casa y Diseño - Moldura Ref. 036-911

 

Molduras grandes

Las molduras anchas, grabadas y ornamentadas, combinan a la perfección con los espejos. La pureza del reflejo atenúa el exceso de la moldura, consiguiendo el conjunto un equilibrio perfecto.

Esta combinación, además, sirve para decorar cualquier espacio, encajando en cualquier estilo. Es un elemento natural en los interiorismos más elaborados y barrocos, pero también funciona de lujo en ambientes minimalistas o espacios neutros, en los que se alza como el centro de atención.

 

Las molduras más anchas y ornamentadas casan a la perfección con los espejos, y se adaptan a cualquier estilo decorativo

Imagen vía Maison Allaert - Moldura Ref. 531-690

 

Formato XXL

Piensa a lo grande. No te limites a colgar un espejo grande. Más bien elige uno enorme y apóyalo en el suelo para que refleje la totalidad de la habitación. Este formato requiere de molduras anchas (lisas o decoradas depende de preferencias y estilo del espacio) y proporciona no sólo una exagerada sensación de espacio, sino también un efecto imponente gracias a sus dimensiones extremas.

 

Utiliza enormes espejos cubriendo toda una pared, o apoyados directamente en el suelo para reflejar por completo la estancia

Imagen vía Nuevo Estilo - Moldura Ref. 582-162

 

Gallery Walls reflectantes

Las gallery walls son la composición de moda a la hora de colgar cuadros. ¿Por qué no crearlas también con espejos? Como en este caso no podrás jugar con el contenido interior, le darás salida a tu creatividad eligiendo diferentes formas, tamaños y molduras, y aprovechando los contrastes entre unos y otros.

 

De esta forma consigues los beneficios prácticos del espejo (ampliación de espacios, amplificación de luz) elevando su componente estético a la enésima potencia.

 

Compón una gallery wall con espejos enmarcándolos en molduras de tamaños y formas diferentes

Imagen vía Mekala Zadrozinski - Moldura Ref. 022-Y39

 

Espejos redondos

Los espejos circulares llevan ya unos años siendo tendencia, en especial los célebres espejos sol. Y esta tendencia no es casual ni una moda pasajera: es que las posibilidades de los espejos circulares son enormes. Pueden crear efectos potentísimos en tamaños medianos o grandes si están en solitario. Pero con tamaños más pequeños puedes crear infinitas composiciones de espejos redondos: formas geométricas, patrones, composiciones caóticas, fractales…

 

Los espejos circulares son tendencia porque ofrecen la posibilidad de diseñar múltiples composiciones decorativas

Imagen vía Aesthetik Design - Moldura Ref. 025-000

 

Ya ves que tus posibilidades decorativas son mucho más amplias de lo que parecía en un principio. Es la magia de los espejos, un elemento tan importante en la organización de interiores que incluso el Feng Shui se ocupa de ellos de forma especial, como vimos en este artículo.

 

¡Así que saca toda la creatividad que llevas dentro, y dale a tu vivienda belleza, luz y espacio adicionales con una buena decoración con espejos!