El dormitorio es una estancia a la que no siempre se le da la importancia que merece. Para muchas personas es simplemente el sitio donde tienen la cama y el armario con la ropa. Lo usan para dormir y vestirse y salir, como un lugar transitorio, en el que no se “hace vida”. Pero el dormitorio puede ser, es, mucho más.

 

El dormitorio es el corazón más secreto de tu casa, el rincón último de privacidad individual o de pareja. La parte en la que casi nunca entran las visitas. Un espacio en el que puedes hacer mucho más que dormir, desde intimar a tumbarte a leer tranquilamente. Es un lugar más destinado al bienestar y la relajación de antes y después de dormir, que al dormir en sí mismo.

 

Necesitas, por tanto, cuidar los detalles de tu dormitorio. Hacerlo cálido, acogedor, relajante, invitador. ¡Y esta primavera puede ser el momento de transición ideal para reformarlo! Aquí te dejamos 6 tips para ayudarte en la tarea.

 

El dormitorio es el rincón más íntimo de tu casa, y esta primavera te damos consejos para hacerlo más cálido y acogedor

Imagen vía Chris & Julia - Moldura Ref. 808-X90

 

1) Paredes a todo color

Vale, lo primero: atrevámonos con el color. No es necesario encasillar el dormitorio en blancos y cremas (a menos, claro, que justo eso sea lo que te gusta). La primavera es un estallido de color, y eso puedes transmitirlo de forma equilibrada destacando una de las paredes, o incluso una parte, con un empapelado floral. O con una pintura a la arena, o por colores lisos, o un degradado.

 

No existe una regla, salvo limitar ese colorido y no extenderlo a las demás paredes, que deberían mantenerse neutras para preservar el equilibrio y que el dormitorio no se convierta en un ambiente estimulante.

 

Dentro de tu dormitorio, destacaremos una de las paredes con un color o un empapelado floral

Imagen vía The Boo and The Boy - Moldura Ref. 047-930

 

2) Las gamas cromáticas

¿Qué colores son los más adecuados para el dormitorio? Pues prácticamente todos. Ya lo dijimos: no existe una regla. Pero sí algunas recomendaciones.

 

En primer lugar, considera los pasteles. Los colores blush, grises, verdes ligeros, azules grisáceos o marinos desvaídos, aportan sensaciones frescas y relajantes.

Los tonos morados, en la línea Ultraviolet pero quizá más suavizados, aportan las mismas sensaciones relajantes pero con un matiz de misterio, sensualidad y nocturnidad muy adecuadas para un dormitorio.

 

Recomendamos que uses colores pasteles, y también grises, verdes y azules ligeros, incluso morados suaves, que aportarán sensaciones relajantes

Imagen vía Mi Casa - Moldura Ref. 808-X92

 

Por otro lado, si lo que quieres darle a la estancia es intimidad y relajación pero de forma luminosa y más marcadamente alegre, el color ideal es el amarillo. Un color primaveral que encaja especialmente en esta época pero que iluminará tus mañanas y tus noches durante todo el año.

 

Puedes optar por el color amarillo si lo que buscas es luminosidad y alegría

Imagen vía El Mueble - Moldura Ref. 218-P43

 

3) Boho Style: dale al mimbre

Hace poco vimos cómo el mimbre revitaliza cualquier espacio reconectándolo con las sensaciones naturales. Insistimos: dale mimbre al dormitorio. Un sillón o butaquita, si es espacioso. Un detalle, como un espejo con marco de mimbre, si no dispones de ese espacio. Pero el componente natural será esencial para generar sensaciones de bienestar.

 

El mimbre además conecta con los estilos bohemios, con un puntito hippy, y con tejidos florales. Es decir, que hablamos del material más adecuado para la frescura primaveral.

 

Para generar sensaciones de bienestar, apuesta por introducir objetos de mimbre en tu dormitorio

Imagen vía Jungalow - Moldura Ref. 691-A64

 

4) Invasión verde

Es hora de dejar que las plantas entren en tu dormitorio. Sí, en serio. Olvídate de esos rollos que nos contaban sobre que es peligroso porque por la noche consumen oxígeno. La primera vez que dormiste en pareja no moriste asfixiado/a, y cuando se meten los críos en la cama podéis dormir tres o cuatro, incómodos, sí, pero sin ahogarse. ¿Cómo, por tanto, va a ser peligrosa una plantita?

 

Es hora de introducir las plantas, pues. No necesitas crear un espacio selvático, ojo, pero un ficus, una esparraguera, una drácena o una alocasia, por citar algunas, le darán un interesante toque de verde vitalista que hará mucho bien.

 

Las plantas relajan, renuevan el ambiente, te conectan de nuevo con esa naturaleza perdida en el mundo urbano. Y le dan al dormitorio la entidad de estancia donde se vive, donde estar, y no sólo pasar.

 

Recuerda, eso sí, que necesitas tener algo de luz natural, y que aunque sean pocos, las plantas necesitan cuidados. Ve al garden de tu zona, asesórate, y lánzate a verdear la habitación.

 

Deja que las plantas entren en tu dormitorio, ya que te aportarán relajación y renovarán el ambiente

Imagen vía Apartment Therapy - Moldura Ref. 255-261

 

5) El bienestar es natural

Los textiles serán tus mejores aliados. El dormitorio es el reino de los textiles: colchas, mantas, cubrecamas, cortinas, cojines, alfombras en los laterales… incorporarle tejidos al dormitorio lo hará más acogedor, más apetecible pasar un rato allí.

 

Para mantener la línea naturaleza/primavera, y lograr además las sensaciones visuales y táctiles adecuadas, lo suyo es que estos textiles sean de fibras naturales. El algodón o el lino serán tus mejores escuderos.

 

Incorpora textiles de fibras ligeras y naturales a la decoración de tu dormitorio, como el algodón o el lino

Imagen vía 204 Park - Moldura Ref. 037-100

 

6) Cuadros para la intimidad

En la tarea de transformar el dormitorio de un lugar de paso a un lugar de vida, los cuadros son otro elemento que no podemos dejar de lado. Que no vaya a verlo mucha gente es irrelevante, no estás decorando para las visitas, estás decorando para ti, para vivir mejor.

Nada que decir sobre los motivos: los cuadros te ayudarán a transmitir los conceptos y estados de ánimo que tú quieras transmitir, ni más ni menos. Los colgarás para tu entera satisfacción.

No te olvides de los cuadros en las paredes de tu habitación, y elige motivos que te inspiren las sensaciones que estás buscando

Imagen vía Le Bonbon - Moldura Ref. 520-188

 

Donde sí has de cuidar la coherencia estilística es en la moldura, pero por suerte existen suficientes modelos diferentes para encajar en cualquier ambiente. Tienes marcos más sencillos y minimalistas, molduras naturales o con acabados raw, molduras coloridas para contribuir a esa “floración” primaveral de tu dormitorio, o incluso los marcos más barrocos posibles. Es cosa tuya. Simplemente, recuerda mantener el equilibrio.

 

Reivindiquemos el dormitorio como estancia en la que hacer vida. Esta primavera, ¡renuévalo y conviértelo en tu espacio más personal!

 

La moldura correcta hará que todos los elementos decorativos encajen y el equilibrio fluya en tu dormitorio

Imagen vía Rich Details - Moldura Ref. 327-A67