Ahora que estamos en el ecuador del verano, a todos los que nos va el interiorismo se nos ocurren ideas y posibilidades para redecorar nuestra casa de forma más fresca y veraniega, desde darle un nuevo aire a los cuadros hasta añadir alguna planta nueva, todo suma para impregnar la decoración de tu casa con el espíritu del verano.

 

Nosotros hemos ido apuntando diferentes ideas hasta un total de 8, que compartimos aquí con vosotros para inspiraros y daros ese empujoncito que lleva a redecorar definitivamente los interiores en clave de verano. ¿Empezamos?

 

1- Renueva los cuadros con motivo

Los cuadros son la mejor herramienta para transmitir emociones en una casa. Cada imagen, cuadro o fotografía enmarcada significa algo y encaja de un modo u otro en la decoración que lo rodea. Por tanto, cuando vamos a redecorar la casa con una motivación estacional (en este caso, celebrar el verano), las imágenes y molduras de los cuadros de las paredes han de llevar la voz cantante.

Nosotros apostamos especialmente por la fotografía, y aún más: por tus mejores fotografías relacionadas con el verano. Lo que has hecho, aprendido, practicado o descubierto, aquello que significa “verano” para ti. Haciendo surf, atardeceres de playa o espigón, excursiones por la montaña, destinos inolvidables… escoge los tuyos, ponles los marcos adecuados, y a la pared.

 

Los cuadros son la mejor herramienta para transmitir emociones en una casa.

Moldura de madera Ref. 012-D96

 

2- El amarillo es el color

El verano se asocia a diferentes colores, y todos ellos pueden ayudarte en tu cometido. ¿Qué decir de las combinaciones blanco-azuladas de los estilos mediterráneos? Sin embargo, si un color es especialmente adecuado para el verano ése es el amarillo.

No hablamos de amarillos chillones o fluorescentes, que estresan más que otra cosa y no provocan el efecto deseado. Pensamos más bien en amarillos con tendencia al ocre, o a tonos pastel. Aportan claridad, alegría y relajación adaptándose a la luz solar de una forma que no se consigue ni en invierno ni en otoño.

Un buen ejemplo lo tienes en nuestra moldura 012-D99:

 

Al amarillo aporta claridad, alegría y relajación adaptándose a la luz solar de una forma que no se consigue ni en invierno ni en otoño.

Moldura de madera Ref. 012-D99

 

3- Apuesta por el mimbre

Hemos hablado mucho del mimbre esta primera mitad del año, porque es uno de los materiales que pegan más fuerte en las tendencias actuales. El mimbre lo tiene todo: es natural, es fresco, es resistente, y sirve para interior o exterior.

Y nunca cansa. Puedes “darle mimbre” a casi todo y convertir tu casa en un hogar casi caribeño: cuadros, sillas peacock, sillones, sofás, arcones, etc. Combinado con bambú y otras maderas claras se adapta a cualquier tono (oscuros por contraste, claros por fusión), y lo mejor: cuando llegue el invierno puedes seguir utilizándolo. Sólo tienes que vestirlo con los textiles adecuados para redecorar todo el ambiente y darle calidez acogedora igual que ahora te dará relajante frescura.

Si quieres saber más sobre cómo decorar y enmarcar con mimbre no te pierdas nuestro post:

Decorar y enmarcar con mimbre: la esencia de la decoración natural.

 

Puedes “darle mimbre” a casi todo y convertir tu casa en un hogar casi caribeño: cuadros, sillas peacock, sillones, sofás, arcones, etc.

Imagen vía MECC Interiors - Moldura de madera Ref. 466-D18

 

4- ¡Palm print!

El papel pintado es un recurso ideal para los que disfrutan dedicándole unas horas a la decoración y el DIY cuando quieren darle un aire completamente nuevo a los interiores.

En este caso, los y las manitas pueden apostar por temas marítimos, o mucho mejor, con papeles pintados de ambiente tropical. Palmeras y vegetación envolverán la estancia reconvirtiéndola en una experiencia de verano.

 

Palmeras y vegetación envolverán la estancia reconvirtiéndola en una experiencia de verano.

Imagen vía Apenas Ana - Moldura de madera Ref. 691-A69

 

5- Rematando el Tropical

Los ambientes tropicales que estés creando con los cuadros, el mimbre y la vegetación real o ficticia puede rematarse en dos vertientes. Una es más playera y caribeña, desenfadada e indolente. Otra, con un tropical de tipo asiático, que lleva a una relajación igual de veraniega pero más calmada y espiritual. En este caso, los complementos decorativos han de seguir líneas minimalistas, y el componente vegetal no puede faltar: hojas de plátano, palmeras, materiales naturales y tejidos orgánicos.

 

El componente vegetal no puede faltar: hojas de plátano, palmeras, materiales naturales y tejidos orgánicos.

Imagen vía Light of Dining Room - Moldura de madera Ref. 327-A67

 

6- El estilo Sailor

Si las propuestas anteriores se exceden en verdes tropicales y eso no acaba de cuadrar con tu visión íntima del verano, tienes otras opciones en cuanto a concepción y juego de colores. El mejor ejemplo es el Sailor Style extraído directamente de las viviendas de pescadores de Dubrovnik que vimos en este artículo:

 

 

Esta alternativa le quita peso a la tumbona y el daikiri para dárselo al pequeño barco pesquero que sale en busca de sus capturas veraniegas. Los elementos náuticos cobran protagonismo, y las herramientas como cuerdas, anclas o redes pasan a integrarse con la decoración.

Este código de colores juega principalmente con los contrastes costeros del blanco y el azul, por lo que es una opción estupenda si el amarillo no está entre tus preferencias.

 

Los elementos náuticos cobran protagonismo, y las herramientas como cuerdas, anclas o redes pasan a integrarse con la decoración.

Imagen vía Amanda Rodriguez - Moldura de madera Ref. 327-A64

 

7- El punto rústico moderno en cuadros y mobiliario

No hace mucho os presentamos el estilo Minimal Rustic, en el que un interiorismo rústico se despoja de todo lo innecesario para dejar estancias en las que el elemento arquitectónico casi tiene más relevancia que el mobiliario. Son ambientes que permiten circular la luz y la brisa, ideales para el verano.

 

Los materiales raw son un eje central en este estilo, lo que nos casa con el mimbre y lo adapta al resto de texturas en puertas y ventanas, en muebles, en tejidos o en los marcos y molduras de los cuadros.

 

Los materiales raw son un eje central en este estilo, lo que nos casa con el mimbre y lo adapta al resto de texturas.

Imagen vía Cinemamed - Moldura de madera Ref. 218-510

 

8- Nuestra propuesta de molduras

Ya ves que con estas sugerencias puedes transformar tu vivienda y redecorarla para disfrutar de la plenitud del verano con diferentes matices: unos más tropicales en el que priorizan amarillos y verdes, otros más marcadamente asiáticos, u otros de corte más mediterráneo-europeo.

 

En unos u otros, los cuadros, espejos y fotografías serán esenciales, como explicamos en el primer punto. Y para lucirlos, te proponemos estas molduras para cuadros que encajarán como un guante en cualquiera de tus ambientes de verano. ¡Que disfrutes de la redecoración!

 

Te proponemos estas molduras para cuadros que encajarán como un guante en cualquiera de tus ambientes de verano.

 

¿Quieres ver más? Descubre toda nuestra propuesta de molduras de madera para tus cuadros veraniegos aquí