Sin un cabecero de cama, un dormitorio siempre parece incompleto. Pero ese cabecero no tiene por qué ser necesariamente físico, ni un mueble: puedes recrear el efecto visual con cuadros. Las imágenes y las molduras en la pared de la cabecera atraen la mirada, integran la cama con el entorno y completan la habitación.

 

Pero, ¿qué tipo de cuadros, marcos o molduras serían los más adecuados para ello?

¿Y en qué disposición?

 

Sigue leyendo, porque te dejamos aquí ocho posibilidades: ¡seguro que alguna es la ideal para tu dormitorio!

 

1- El gran cuadro

El cuadro grande es el recurso más elemental a la hora de crear cabeceros visuales de cama. Pero no por elemental es menos espectacular o llamativo. Se trata de una de las opciones más seguras.

 

El formato grande replica las dimensiones cuadrangulares de la cama en la pared creando una unidad estética y visual. El formato y tipo de contenido del cuadro depende de tus gustos y de la estética del dormitorio, pero en cualquier caso, lo más adecuado es utilizar una moldura ancha, con la suficiente entidad como para “sujetar” la imagen. Tanto planas como grabadas quedarán bien, dependiendo siempre del resto de la decoración. En el siguiente artículo tienes varios ejemplos de todo tipo de marcos y molduras:

 

 

 

El formato grande replica las dimensiones cuadrangulares de la cama en la pared creando una unidad estética y visual.

Imagen vía Delikatissen - Moldura de madera Ref. 005-P42

 

2- La serie de tres cuadros

Las imágenes compuestas son un recurso estético que siempre impacta, y en la cabecera de tu dormitorio ofrecen una solución muy original. El formato más recomendable es una serie de tres cuadros componiendo la imagen, ya que crea un eje visual horizontal que los encuadra con la cama. Pero otras soluciones, como dos grandes cuadros, o cuatro formando un cuadrado mayor, también pueden dar resultados espectaculares.

 

 

Las imágenes compuestas son un recurso estético que siempre impacta, y en la cabecera de tu dormitorio ofrecen una solución muy original.

Imagen vía Deco Magz - Moldura de madera Ref. 808-V38

 

3- El gallery wall

Un Gallery Wall es una alternativa interesantísima para el cabecero de la cama, ya que replica el efecto visual del gran cuadro, pero de una forma irregular y deconstruida de gran originalidad.

 

Para los gallery walls hacen falta marcos finos, unas molduras sencillas en negro son ideales, y debe respetarse un espacio de unos pocos centímetros entre todos ellos para un efecto perfecto.

 

 

Para los gallery walls hacen falta marcos finos, unas molduras sencillas en negro son ideales

Imagen vía Marathigazal - Moldura de madera Ref. 059-911

 

4- Habitación con Vistas

En las habitaciones sin ventanas, o con pocas de ellas y con pocas vistas, un gran cuadro que emule una ventana, con vistas a un paisaje de ensueño (una playa, una montaña, un lago, etc.) alegrará el espíritu del dormitorio, y reinará en cualquier espacio pequeño. Molduras anchas, en rústico o envejecido, completan bien el efecto ventana.

 

 

En las habitaciones sin ventanas, un gran cuadro que emule una ventana, con vistas a un paisaje de ensueño alegrará el espíritu del dormitorio

Imagen vía Between Red & Violet - Moldura de madera Ref. 658-U17

 

5- Cuadros colocados sobre una balda

¿Por qué ceñirte siempre al clásico combo de mesitas de noche + cabecero/cuadro? Una propuesta innovadora es olvidarnos de las mesillas de noche y sustituirlas por una balda larga sobre la cama. Debe estar a unos 50cm de altura desde la cama para evitar golpes indeseados, pero quedar al nivel adecuado para el efecto visual, y para ser práctica.

En esta balda, además de tus libros, tu cargador o las luces (por ejemplo unos flexos LED cuya posición puedas moldear a placer), puedes poner un cuadro central apoyado directamente sobre la pared o varios cuadros superpuestos. Le dará un ambiente bohemio y artístico al dormitorio, y el conjunto hará de cabecero o mueble de cama con total solvencia.

 

 

Una propuesta innovadora es olvidarnos de las mesillas de noche y sustituirlas por una balda larga sobre la cama.

 

Imagen vía Roomaholic - Moldura de madera Ref. 303-501

 

6- Rompiendo la simetría

Todas las propuestas anteriores se basan en la simetría, jugando a partir de un eje que es el centro de la cama, sea ésta individual o doble. Así que, ¿por qué no rompemos esa simetría?

Es imposible dar una pauta para esto porque depende de las dimensiones y forma de cada habitación, pero en general es una opción para explorar en paredes amplias, donde quede mucho espacio a ambos lados de la cama. De esta forma, al llevar los cuadros a un lado o a otro alteramos el “peso visual” y la decantamos hacia allí. Puede servir para, paradójicamente, equilibrar un dormitorio que ya tiene mucho peso en uno de los lados con, por ejemplo, un gran armario.

 

 

Al llevar los cuadros a un lado o a otro alteramos el peso visual y la decantamos hacia allí.

 

Imagen vía Plus Arquitectura - Moldura de madera Ref. 123-030

 

7- Un quote print y levántate con inspiración

Un cuadro no ha de ser siempre una imagen. Unas Quote Prints con frases que te impacten, te motiven o sencillamente signifiquen algo esencial para ti, son un recurso estético muy interesante que se aleja de lo convencional.

Un par de citas, con las molduras adecuadas para el fondo y la tipografía, encajarán muy bien sobre la cama.

 

 

Unas Quote Prints con frases que te impacten, te motiven o sencillamente signifiquen algo esencial para ti, son un recurso estético muy interesante que se aleja de lo convencional.

Imagen vía Home Designing - Moldura de madera Ref. 678-501

 

8- Reflejo Nocturno

El Feng Shui desaconseja, en un dormitorio, introducir espejos frente a la cama, ya que al reflejarse ésta se supone que la energía no logra abandonar la estancia y genera un peor descanso. ¡Pero no dice nada sobre colocarlo sobre la cama en posición más elevada!

Este recurso de interiorismo te creará un cabecero de cama donde podréis veros al acostaros y al despertar, amplia el espacio y le proporciona un toque de distinción. Buena opción para dormitorios pequeños.

 

Este recurso de interiorismo te creará un cabecero de cama donde podréis veros al acostaros y al despertar, amplia el espacio y le proporciona un toque de distinción.

Imagen vía Coco Cozy - Moldura de madera Ref. 090-300

 

Como ves, existen muchas posibilidades distintas para crear estupendos cabeceros de cama y ambientes de dormitorio sólo con una buena combinación entre cuadros, molduras, espejos y portafotos. ¿Cuál de estas ocho te seduce más?