Hace un tiempo os hablábamos de los marcos para cuadros más populares.  Porque cada marco es especial, cada moldura establece un diálogo entre la obra que rodea, la pared que los sostiene a ambos, y el resto de objetos y mobiliario alrededor.

 

Pero, ¿cómo dialogan unas molduras con otras? Hoy vamos a ver cómo combinar marcos y molduras para cuadros en un mismo espacio, en 8 tendencias diferentes para renovar tus paredes esta temporada.

 

Molduras en tendencia para enmarcar

Cuadros enmarcados con molduras de madera Ref.: M-006-D39, M-063-B59, M-680-A33, M-695-B23

 

1 – Molduras mate

Los tonos mate son algo excepcional y muy curioso: desprovistos de brillo, son colores que deberían impactar menos… y, sin embargo, el matiz mate crea colores muy densos, profundos, intensos.

 

Enmarcar cuadros en tonos mate, con molduras como la 063 / 323, es una propuesta perfecta para conseguir contrastes bien integrados en ambientes decorados en Color Block. De hecho, si esta tendencia entró como una carga de caballería el pasado otoño, fue de mano de los tonos mate, cada vez más del gusto de interioristas y decoradores.

 

Cuadros originales para enmarcar

Imagen vía Ginger Finch - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref:. M-063-B59

2 – Cuadros con diferentes molduras

Existe una nueva tendencia decorativa que, en busca de fusión y contrastes, llega a combinar diferentes molduras para el mismo cuadro.

 

Es una forma de crear marcos realmente originales, aunque requiere cuidado en la selección de las partes. El truco está en apostar por marcos o molduras con acabados sencillos, que sean capaces de crear una composición artística junto al contenido enmarcado.

 

Un buen ejemplo sería crear un efecto positivo-negativo combinando las molduras para cuadros 678-U43 y 678-U44

 

Tendencias de enmarcación

Cuadros enmarcados con las molduras de madera M-678-U43  y M-678-U44

 

3 – Molduras pastel

Los colores pastel requieren buena mano con el equilibrio, para evitar convertir algo suave, agradable y dulce en algo sobrecargado y cursi.  Las molduras pastel juegan en esto un papel fundamental, creando contrastes que destacan la obra (si ésta tiene tonos parecidos al entorno) o la integran (si los colores destacan mucho con el resto de la decoración).

 

Enmarcar cuadros con molduras pastel es también un recurso estupendo para suavizar accent walls donde priman los colores mate más oscuros.

 

Enmarcar de forma original

Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-001-D08

 

4 – Molduras con motas de pintura

Existen muchos modelos diferentes de molduras con motas de pintura, que, dependiendo de los colores y la densidad del moteado, pueden servirnos para diferentes propósitos.

 

Con un moteado casual y aireado, son marcos que remiten al taller del artista, y resultan ideales para enmarcar pintura contemporánea jugando con los colores.

 

Los marcos moteados con mayor densidad, como la moldura Ref. 366, son perfectos también para enmarcar fotos a color, a las que proporcionan un acolchado muy elegante y sólido.

 

Molduras para cuadros originales

Moldura de madera Ref.: M-366-B48

 

5 – Molduras con textura de tejido

Las molduras con texturas de tejidos, como las D38, D40 o D39 de la serie 006, son una opción perfecta para ilustración naturalista, y se integran con facilidad en decoraciones raw y eco, así como en ambientes terrosos o rústicos.

 

Es un recurso para enmarcar cuadros en aquellos ambientes en los que lo natural, lo agrícola, lo artesanal o lo antiguo ha de ser una sensación constante flotando en el aire.

 

Como enmarcar cuadros de forma original

Imagen vía Northern Sisters  - Moldura de madera Ref.: M-006-D39

 

6 – Molduras tipo brick

Si quieres enmarcar un grupo de láminas con bocetos o dibujos a lápiz, un recurso muy interesante es enmarcarlas con molduras ajedrezadas o de tipo brick, como la Ref. 680.

 

La textura y el contraste de tonos de los marcos para cuadros ajedrezados son lo suficientemente sutiles como para no robarle protagonismo al dibujo o boceto, y lo suficientemente complejas como para proteger y vestir el dibujo de los colores de la decoración exterior al marco.

 

Molduras originales para cuadros

Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-680-A33

 

7 – Molduras metálicas

Las molduras metálicas son un mundo en sí mismas. No pienses en el plateado deslumbrante de los clásicos y aburridos portafotos de toda la vida. Piensa en reflejos galvanizados y acabados texturizados, piensa en colores sinuosos y sugerentes.

 

Estas molduras (como los modelos de la referencia 573) se integran a las mil maravillas en entornos vintage, o para enmarcar cuadros y fotos en decoraciones de corte chic (son una alternativa genial a las texturas orgánicas en el Colonial Chic, por ejemplo), o en aquellas en las que haya otros elementos metálicos, como tiradores de latón.

 

Molduras para cuadros

Imagen vía Corinne Melanie - Moldura de madera Ref.: M-573-B25

 

8 – Molduras orgánicas

Los marcos para cuadros con texturas orgánicas, o de imitación piel, aportan una riqueza extraordinaria a paredes toscas, o pintadas de forma deliberadamente irregular o decapada.

 

Como dijimos justo antes, es el tipo de marco preferente para enmarcar fotografías y cuadros en el estilo Colonial Chic (las molduras de la referencia 695 serían un ejemplo perfecto para este estilo), pero dará un gran protagonismo a cualquier lámina que decore un ambiente rústico o de aires raw, enriqueciendo la experiencia visual.

 

Molduras organicas en decoración

Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref:. M-695-B23

 

Enmarcar un conjunto de obras no es elegir un color y seguir adelante. Se trata del equilibrio, de los contrastes, de elevar la complejidad visual con texturas que realcen las obras o las fusionen con su entorno hasta crear un conjunto estético satisfactorio.

 

¡Esperamos que con estas tendencias en marcos para cuadros encuentres la opción perfecta para tu casa!