Decorar una casa con cuadros no es lo mismo que decorar un negocio. En casa decoramos principalmente para nosotros, cada estancia tiene una historia y un enfoque diferente, y las “normas” no son las mismas. En un espacio contract buscamos transmitir sensaciones a un público mucho más amplio, con un objetivo comercial de fondo, así que tanto el enfoque como la selección de obras y molduras va a ser algo diferente.

 

Lo mejor va a ser verlo con ejemplos concretos de diferentes negocios, así que hoy vamos a empezar viendo cómo decorar un bar con cuadros, y darle así la personalidad que necesita.

 

Molduras de madera Ref.: M-800-X93 y M-673-258

 

1 – El tablón de pizarra enmarcada: reinventando un clásico

Empezamos con un clásico, porque como todos los clásicos, nunca pasa de moda. El secreto de la pizarra de bar es que es simpática y familiar (escribimos a mano), es divertida (informal en lo visual, y tan original como lo desees en su contenido) y es muy práctica y útil para mostrar platos y precios cambiantes.

 

Es como una gran carta adaptable, y aunque puedes usar perfectamente tablones de bar, elegir una pizarra enorme, que domine toda una pared, es una opción estética más llamativa y efectiva. Acompáñala con una moldura imponente, ancha y con mucha presencia, para elevar esa pizarra al rango de “algo que ningún cliente dejará de ver”.

 

Cuadros para bares, ideas originales

Imagen vía: @maryscottmercer - Moldura Ref.: M-622-Y76

 

2 – Cuadros para un Art Bar

Bares, tabernas y cafés siempre han estado relacionados con el arte y la creación. ¿Por qué no hacer una apuesta firme por el arte local?

 

Convierte las paredes del local en una gran gallery wall ecléctica, con obras de artistas locales (que incluso pueden estar a la venta), y pronto serás unas de las referencias del barrio, e incluso de la ciudad.

 

Cuadros originales para bares

Imagen vía: poslevas - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-006-200

 

3 – El eco-bar

Lo eco no ha sido, ni es, una moda pasajera. La preocupación por el entorno, y por el origen de todo cuanto consumimos, forma parte de la sociedad actual. Y siguen expandiéndose los bares y restaurantes ecológicos, que trabajan exclusivamente con producto de kilómetro 0 de productores locales, sin residuos… es una filosofía de vida que debe mostrarse, también, en la estética del bar.

 

Esto demanda cuadros sencillos: fotografías, pinturas o ilustraciones botánicas, gastronómicas o de carácter naturalista, enmarcadas con molduras finas, de madera natural o con otros acabados coherentes con el resto de la decoración y los colores del local.

 

Imagen vía: Drivenxdesign - Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-217-D31

 

4 – El bar ecléctico

Las personalidades más extravagantes necesitan bares más curiosos, locos y salvajes que la media. Ese perfil de clientes (y de propietarios) exige una estética que sintetice la complejidad personal y social de los humanos, y para ello necesitamos eclecticismo sin complejos: cuadros de todo tipo, o todo tipo de cuadros de un mismo tema. Retratos monárquicos o cuadros de aves o reptiles, todos ellos con molduras grandes y barrocas. Sofás tipo Chester y falsa taxidermia… ¡hay tantas opciones!

 

Mézclalo todo. Combina sin miedo y crea ambientes misteriosos, nocturnos, que inviten a sentarse y disfrutar de las conversaciones más bizarras y particulares.

 

Decorar un bar

Imagen vía: Applied Imagination Painting - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-681-A28

 

5 – Cuadros grandes y cuadros extra-grandes

Los cuadros grandes son una opción muy interesante en una vivienda, cuando tiendes al minimalismo y sólo necesitas una obra central que acapare la atención. Pero un exceso de tamaño, en lo doméstico, puede llegar a aburrir. En un bar, en cambio, es sinónimo de personalidad, y los cuadros más grandes serán siempre los más icónicos para el público.

 

O sea que vamos a lo grande. Pero a lo grande, grande. A lo XXL. Ve a por los cuadros que jamás podrías poner en casa, explota toda la superficie horizontal o vertical que ofrezca el local, y consigue imágenes impactantes que el público no podrá olvidar.

 

Cuadros grandes decoración de bares

Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-267-039

 

6 – Cuadros y rótulos tipográficos

Éste es otro clásico en bares y cafeterías, y lo es porque funciona. Puedes utilizar neones, prints o pizarras. Puedes crear cartas de precios, productos u ofertas del día que además sean elementos estéticos por su tipografía, o utilizar las tipografías para transmitir mensajes e ideas-fuerza. La fuerza visual la darán las letras. Su contenido… es cosa tuya.

 

Cuadros tipográficos para bares

Imagen vía: Black Eye Coffee Shop - Moldura Ref.: M-358-W78

 

7 – Súper-colorido

Estamos viendo que en un espacio contract como un bar, los cuadros y decoraciones más exagerados funcionan bien, a diferencia de lo que ocurriría en casa. Con el color pasa lo mismo.

 

Si quieres crear un lugar alegre, desenfadado e incluso disparatado, un lugar feliz en el que compartir momentos y conversaciones con amigos y en el que no haya espacio para lo sombrío, es hora de apostar por el color como nunca antes lo has hecho. Simetrías o asimetrías, todo abigarrado o con espacios que aligeren entre medio. Con carteles desnudos o con cuadros con marcos tan coloridos como su interior. Jugando con todos los matices de una sola gama, o jugando con todo el espectro de colores.

 

¡Nunca será demasiado!

 

cuadros coloridos para bares

Imagen vía: S Moda - Moldura de madera Ref.: M-356-51P

 

8 – Un toque cinematográfico

Bares y cine es otro de esos combos naturales, pegan bien, se dan la mano con facilidad, y la proporción de cinéfilos (en mayor o menor grado) entre el público es escandalosa. O sea que una decoración de espíritu cinematográfico siempre va a ser un éxito.

 

El ambiente ideal lo consigues con un ambiente que tienda a lo oscuro, con decoraciones intimistas, y el “toque celuloide” a base de carteles de películas, fotogramas, fotos de estudio de actores/actrices (las molduras adecuadas variarán dependiendo del formato, el interior y el exterior del cuadro) o incluso elementos del negocio, como viejas cámara, claquetas o rollos de película con el título anotado en un pedazo de cinta.

 

decorar bares con cuadros

Imagen vía: Grand Luxury Hotels - Cuadro enmarcado con moldura de madera labrada Ref.: M-576-B28

 

Estas 8 ideas que te planteamos aquí para decorar un bar con cuadros son ideas semilla: no se trata de seguir al dedillo lo indicado, sino sembrar esa idea en tu cabeza para adaptarla a tu experiencia, tus gustos y las posibilidades del local. ¡Esperamos que los frutos sean provechosos y consigas justo el ambiente que soñabas!

 

Si necesitas ayuda con tus proyectos contract, podemos ayudarte y guiarte a la hora de elegir cuadros y molduras de madera para tus proyectos. Contacta con nosotros aquí.