La decoración de un espacio profesional no responde exactamente a las mismas lógicas del interiorismo doméstico. No es lo mismo tu casa que el despacho en el que recibes a tus clientes. O tu bar, como vimos la semana pasada. Hoy vamos con un reto totalmente diferentes: veremos ideas y propuestas para decorar un hotel con cuadros.

Si quieres descubrir formas de enamorar a cada huésped que entre por la puerta, ¡sigue leyendo!

 

Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-823-Y32

 

Cómo decorar un hotel con cuadros: ideas generales

Un hotel es un lugar en el que la gente está poco tiempo, pero un tiempo íntimo y de calidad: es donde se alojan, donde duermen y se duchan, donde descansan antes del ocio/trabajo del día siguiente, donde desayunan o realizan alguna otra comida.

La decoración, por tanto, debe transmitir algo especial, debe conseguir ampliar y enriquecer la experiencia del viaje, generar X sensaciones y recuerdos que se vayan con esa persona cuando vuelva a su casa.

Aquí tienes 8 propuestas distintas para conseguirlo:

 

1- Resalta la tradición

Un visitante siempre se ve atraído por la tradición cultural local, así que es una magnífica idea convertir esa tradición en el eje de los cuadros con los que decores el hotel.

 

Decora con cuadros que comuniquen la tradición del lugar
Díptico enmarcado con moldura Ref.: M-514-W81

 

2- Hotel a todo color

Un exceso de color puede ser problemática en una decoración de hogar, porque en la rutina del día a día, mes tras mes, año tras año, ese exceso satura y aburre, se pierde la alegre magia de los primeros días.

Es decir, que es una opción fantástica para un hotel. Explora las combinaciones más adecuadas para tu entorno, y dale a las instalaciones la alegría de los colores vivos.

Esto vale también para las molduras, que deberían ser finas (como nuestros modelos de la serie 001)

 

Imagen vía: Mrkcoolhunting - Moldura Ref.: M-001-D02

 

3- El gallery wall frente al que todos se detienen

Esto no falla nunca. En la recepción, en el salón, en la cafetería o el restaurante… en un hotel tienes muchos espacios en los que los visitantes pasarán un tiempo, y con un gallery wall los vas a tener entretenidos e interesados con tus obras de arte.

 

Imagen vía: Domino - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-466-W77

 

4- Decorar eco-hoteles con cuadros

Igual que ocurre con bares y restaurantes, cada vez son más los hoteles que apuestan por el cuidado del medio, y una filosofía eco. Son hoteles que no emplean plásticos en sus habitaciones, que generan pocos residuos, que se autoabastezcan de algunos servicios básicos, o en cuyos restaurantes sólo se consume producto local y de proximidad.

Estos hoteles suelen tener la Naturaleza por bandera en cuanto a decoración, y ese espíritu eco-friendly se deja traslucir en cada cuadro. Pero, ¿qué molduras elegir para no traicionar ese espíritu?

Filosóficamente, podríamos decir que cualquiera de las nuestras, porque todas sin excepción se fabrican con madera de bosques sostenibles.

Pero en cuanto a estética, lo suyo es apostar por las molduras en colores claros, o mejor aún, de acabados naturales y raw, como las de la referencia 631.

 

Imagen vía: Clements Design - Moldura Ref.: M-631-U96
 

5- La belleza de las abstracciones más simples

Aquellos hoteles que busquen transmitir belleza a partir del minimalismo, la sencillez y el diseño, tienen su mejor baza en los grandes cuadros abstractos, que sean muy sencillos y de formas muy simples.

Cuélgalos con molduras negras o en madera clara según el color que lleve más peso en el cuadro, pero siempre con formas rectas, como las referencias 823-Y32, la 823-Y33 o la 823-X93.

 

Imagen vía: Pierre Yovanovitch - Moldura de madera Ref.: M-823-Y32

 

6- ¡Extravagancia sin freno!

Con la extravagancia pasa lo mismo que con el exceso de color: que su exceso diario agota en lo domésticos, pero funciona maravillosamente en hostelería.

Si quieres impactar y conseguir que nadie olvide su estancia, sorprende a todos con ese cuadro que te encanta pero que no te atrevías a colgar en casa. Necesitarás molduras a la altura, algo extravagante que acompañe a la obra en su viaje hasta la mente del público, tipo las de la referencia 624.

 

Imagen vía: Lindsey Adelman - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-659-501

 

7- Hotel de contrastes

Los contrastes sorprenden, impactan y gustan. El mejor combo: un hotel con decoración de diseño claramente contemporáneo, salpicada con elementos clásicos: una lámina de un busto grecorromano, un óleo renacentista…

Como será un ambiente dominado por las líneas rectas, las curvas suaves y la simplicidad funcional general, las molduras ideales son todo lo contrario: es el momento de usar molduras grabadas y voluminosas, como la 565-A47.

 

Imagen vía: Francisco Nogueira - Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-565-A47

8- Apostando por la belleza de los neutros

Otra gran opción es olvidarse de los fuegos artificiales, del impacto estético o de los juegos decorativos para concentrarse en lo que más importa: decorar para transmitir al huésped las sensaciones básicas que busca en un hotel. Que son calma, serenidad y calidez, para poder desconectar, descansar, dormir.

Así que optaremos por colores neutros y tonos suaves y escalados. Podemos introducir cuadros de corte orgánico, con escalas de color entorno a tonos piedra y arena de diferentes intensidades. Una moldura recomendada para esta paleta sería la 327-A64.

Generaremos así un ambiente delicado y dulce en el que, sencillamente, cualquier visitante se sentirá muy bien.

Y, ¿no era ese el objetivo, al fin y al cabo?

 

Imagen vía: Alessandra Taccia - Cuadro enmarcado con moldura de madera labrada Ref.: M-327-A64

 

 

Molduras Hergón: soluciones para tus espacios contract

Si estás inmerso en el proceso de decorar un hotel o algún otro espacio contract, puedes contar con nuestra experiencia en estudios de interiorismo para proyectos a gran escala. No sólo fabricamos molduras: creamos con ellas los entornos ideales para cada espacio.

 

¡Contáctanos y démosle el color adecuado a tu proyecto!