No hay casa sin sus zonas muertas. Espacios escondidos, o situados de forma que no sabemos bien cómo encarar. Quizá el hueco bajo la escalera, demasiado pequeño para grandes cosas, pero demasiado grande para obviarlo. O quizá el pasillo. Un pequeño vestíbulo, o una pared que lleva años desnuda.

Todos estos rincones, que de natural quedan olvidados a la hora de decorar, tienen un potencial estético y funcional mucho más grande del que imaginamos. ¡Vamos a verlo con 8 ideas para darle vida a esas zonas muertas!

 

Decora las zonas muertas de tu casa con cuadros

Molduras de madera Ref.: M-355-W53 y M-006-030

 

1 – Espejos redondos

Espejos circulares, tan grandes como el espacio permita, son una solución óptima: revalorizar el espacio, ocupándolo con un elemento funcional, que además aporta siempre a la estética general, y proporciona más luz y espacio.

Se nota que nos chiflan los espejos, ¿no?

 

Los espejos son grandes aliados para decorar espacios vacíos y darles amplitud

Espejo cuerda Ref.: CE000060-C40 y Espejo Soleil Oro Ref.: CE000056-C32

 

2 – Consola + Cuadro grande

La combinación de una consola con un cuadro grande es un recurso de 10 para aquellas paredes pequeñas sin uso evidente: el trozo de pared de separación entre las puertas de dos habitaciones, por poner un ejemplo.

El estilo de la cómoda debe encajar con el estilo general, claro (decapados, rústicos, diseño), y el volumen del cuadro debe ser proporcional y armónico en su relación tanto con la cómoda como con los límites del espacio.

 

Imagen vía: In My Room - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-218-780

 

3 – Exposición de cuadros

¿Una pared inútil o sin objeto claro? ¡No! ¡Infinito potencial decorativo! Es sencillo: prueba con unas cuantas baldas y un montón de cuadros hermosos apoyados directamente sobre la pared. Hablamos de este estilo en este artículo:

Apoyar los cuadros en vez de colgarlos, sumado al “amontonamiento” (uno pequeñito puede tapar una pequeña parte inferior de uno grande, por ejemplo) crea un efecto estético bohemio y artístico que le dará mucha vida a esa zona muerta.

 

Marcos para decorar rincones vacíos con una Gallery Wall

Imagen vía: The Cornish House - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-358-W76

 

4 – Pasillo-Museo

Los pasillos largos pueden ser un gran problema decorativo: las largas paredes dificultan una decoración que no quede desequilibrada, y como el espacio es estrecho, tampoco tienes mucho margen para innovar.

Una solución muy práctica y visualmente muy potente es convertir el pasillo de casa en el pasillo de un museo.

El truco: utiliza cuadros hermanos. Misma temática, mismo estilo, mismas dimensiones. Colocación en la pared regular, especiada con ritmo.

Las piezas grandes, o con grandes paspartús blancos con un marco fino negro, crean efectos espectaculares.

 

Decora pasillos con cuadros como si fuera un museo

Cuadros enmarcados con moldura Ref.: M-520-X76

 

5 – Plantas y cuadros

¿Un rinconcito aburrido? ¡Convirtámoslo en un rinconcito monísimo!

Sólo necesitas tres cosas:

  1. Plantas verdes de interior.
  2. Cuadros pequeños o medianos.
  3. Una banqueta o mueblecito donde organizarlos de forma visualmente armónica utilizando también el suelo y la pared.

Échale un ojo a las imágenes, en las que se usa mobiliario de corte mid-century modern, y dinos si no es encantador.

 

Molduras de madera para decorar con plantas

Moldura de madera Ref.: M-ZD0-Z23

 

6 – Trastos y orden

Las esquinas y rincones de paso, los huecos bajo la escalera, la zona muerta tras la puerta del salón o del recibidor… esas pequeñas áreas infrautilizadas son lugares ideales para un poco de almacenaje de todos aquellos trastos que acumulamos en casa.

Botas y bolsos, sombreros y bufandas o abrigos, algunos juguetes de los niños.. ordénalo todo con gusto, tira de percheros, banquetas y mueblecitos, quizá cestas de mimbre o de rejilla… ¡y añádele algún cuadro o alguna planta para darle un punto más cálido!

 

Decora rincones de paso con cuadros y molduras de madera

Imagen vía Bonjour Las Mala - Cuadro enmarcado con moldura M-303-B89

 

7 – Rincones de lectura

En casi todas las casas hay libros, y en muchas, los libros se acumulan fácilmente y no sabes ni dónde meterlos. ¡No hace falta venderlos a peso en un mercadillo! Tienes a mano esos espacios muertos de casa para darles un espacio ordenado.

Si el lugar es apenas un trozo de pared, o una esquina pequeña, idea una forma de colocar ahí libros. Una pequeña minilibrería en vertical, con todos los libros apilados, puede quedar realmente decorativa en ese espacio.

Si el espacio tiene algo más de entidad, puedes transformarlo en un rincón de lectura, incorporando una silla o sillón cómodos, con una lámpara, donde aislarse cómodamente tras las página de tu novela favorita.

 

Molduras y cuadros para decorar un rincón de lectura

Imagen vía: The Every Girl - Moldura de madera Ref.: M-317-R62

 

8 – Rincones musicales

Hablábamos de libros, pero igual podríamos hablar de música. Crear rincones musicales tiene, eso sí, un enfoque diferente:

  • Puedes tirar a lo clásico, con tocadiscos, vinilos en las paredes, o CDs clasificados en torres. Que se vea la música físicamente.
  • Puedes minimizar lo físico de la música limitándolo al pequeño reproductor digital en el que ahora lo guardas todo… y reforzar el aire melómano con fotografías de estudio de tus artistas favoritos, por ejemplo. ¡Más de uno se pondría un pequeño altar a Freddie Mercury, seguro!

 

Decora una zona muerta en casa con cuadros de temática musical

Imagen vía: Urban Outfitters - Cuadro enmarcado con moldura: M-573-B28

 

El hecho es que estos espacios tienen muchísimo potencial para una vivienda: pueden decorarse para hacerlos más bonitos, o más útiles. O ambas cosas, que es lo ideal.

¿Qué harías tú para decorar esos rinconcitos muertos de tu casa?