¡Dale a tu baño el toque más original, empleando cuadros!

Decorar bien una casa con cuadros significa distinguir entre las diferentes estancias, sus características especiales, y el estilo que mejor le va a quedar. Lo hemos visto ya con:

 

 

Hoy nos encerramos en otra estancia que comparte algo con la cocina: pese a ser uno de los lugares fundamentales de la vivienda, casi nunca se decora con cuadros. Nos referimos al baño… ¡y es una auténtica lástima no decorarlo!

 

Cuadro con moldura de madera Ref.: M-063-B59

 

El baño es importantísimo: es el espacio más íntimo de la casa (más que el dormitorio), es donde somos más vulnerables, donde nos limpiamos y ponemos a punto para salir al exterior. Para muchas personas es incluso un lugar de culto, un lugar de rituales: el ritual de aseo nocturno, el ritual de acicalamiento… incluso el ritual de aprovechar cualquier visita para encerrarse a leer un rato, aislados de todo.

¿Por qué no íbamos a crear el mejor ambiente posible en una estancia en la que vivimos todo esto?

Vamos a solucionar esta injusticia con 8 ideas interesantes para decorar el baño con cuadros.

 

1 - Formato Grande

Esto lo vemos a veces en baños de lugares públicos, como restaurants, bares u hotels, pero es un recurso excelente para un baño doméstico a poco que dispongas del espacio.

Los cuadros de formato grande (incluso concebidos como un papel pintado o un mural completo) son espectaculares, elevan la estancia con una clara apuesta por el arte y la estética, y confieren una personalidad extraordinaria.

Eso sí, cuidado: en un baño pequeño, incluso si dispones de una pared desnuda suficientemente grande, puede causar saturación. Esta idea es adecuada para baños medios o grandes, donde podrá lucir todo su potencial.

 

Imagen vía: Tom House - Moldura de madera Ref.: M-517-258

 

2 - Gallery Wall

La gallery wall es un recurso equivalente al cuadro de formato grande, pero en vez de conseguir ese efecto de elevación con una sola pieza monumental, lo hace con muchas más pequeñas.

El efecto, decimos, es el mismo: declarar que ese espacio es algo más que un lugar utilitario para el aseo, que es un lugar especial en el que se está a gusto.

 

Imagen vía: Architectural Digest - Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-368-219

 

3 - Cuadros apoyados

En muchos baños hay poyetes bajos o estanterías medias de obra, pintada o alicatada con cerámica, por ejemplo.

Estas superficies salientes, que a menudo se llenan con desodorantes, vasos con cepillos, etc., son los lugares ideales para uno o dos cuadros apoyados en la pared. El tema y color de los cuadros y de sus molduras dependerá del estilo del baño, pero el efecto es genial en cualquier caso.

 

Imagen vía: Bre Purposed - Moldura Ref.: M-022-510

 

4 - Baños a todo color

A muchas personas les gustan los baños multicolor, lo más alegres y vivos posible, aseos vitalistas en los que ducharse por la mañana sea una carga de positividad.

Los cuadros son entonces un elemento indispensable, que puede reforzar los juegos de color que estés buscando, o crear contrastes espectaculares.

 

Imagen vía: Sandra Rojo - Cuadro con moldura Ref.: M-001-D10

 

5 - Baños monocromáticos

En el otro extremo, tenemos a todo ese grupo de personas que prefieren los baños más sobrios, “elegantemente limpios”. Juegos de total white o juegos de blanco y negro.

Los cuadros aquí proporcionan una estética doble: por un lado, en blanco o negro (por ejemplo, fotografía artística, o alguna obra conceptual), juegan en la misma liga que el resto de la decoración, integrándose para potenciarla.

Por otro lado, en estos baños las sensaciones geométricas son constantes, todo son rectas, ángulos y curvas suaves de blancos y negros. La aportación de rectángulos consecutivos en blancos y negros (cuadro-paspartú-marco) proporciona geometría extra.

 

Imagen vía: Sköna hem - Moldura de madera Ref.: M-063-B37

 

6 - Espejos dorados

Los espejos dorados son la forma ideal de agregar un toque elegante a cualquier baño sin sobrecargarlo. El reflejo plateado del espejo siempre matiza el dorado de las molduras, y crea un aporte magnífico, sobre todo en baños donde los tonos oscuros dominan.

 

Imagen vía: Coco Kelley - Espejo enmarcado con moldura de madera Ref.: M-463-S94

 

7 - Cuadros alrededor del sanitario

Para muchas personas, el sanitario es mucho más que el lugar donde aliviar las necesidades fisiológicas. Sentarse a leer o mirar el móvil en paz supone un paréntesis salvavidas en la alocada rutina diaria de cualquiera (sobre todo de adultos con niños pequeños).

¿Por qué no honrar este maravilloso rincón como merece? Te basta con un único cuadro, encima o al lado, con la imagen que más te “entone” en el ambiente que busques, o con una frase significativa.

 

Imagen vía: Konicasa - Marco con moldura Ref.: M-025-001

 

8 - Cuadros presidiendo la bañera

Aunque actualmente, debido a nuestro estilo de vida, las bañeras van perdiendo terreno frente a las duchas, siguen siendo un elemento vital para muchos. Puede que no tengas tiempo para darte muchos baños… ¡pero qué maravillosos son los momentos en los que lo haces!

Puedes hacerlos aún más maravillosos completando la decoración con un cuadro. Algo que te haga pensar, algo en lo que fijes la atención mientras te relajas con la espuma, las sales, los aromas, y las velas que nunca pueden faltar.

Eso sí, a la hora de elegir el marco recuerda que estará en una zona expuesta a mucha humedad.

 


Imagen vía: Nicole Hogarty - Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-094-108

 

El mensaje está claro: amamos nuestros baños, merecen nuestro amor, porque están con nosotros en los momentos más íntimos de nuestras vidas.

¡Hay que estar a la altura en su decoración!