Tanto en las pasarelas de Londres como en la de Nueva York, los especialistas del Instituto Pantone del Color han destacado los colores marrones y avellanas que dominan las paletas de este otoño 2019.

 

La Semana de la Moda de Londres nos trajo joyitas como el Chiccory Coffee, y el Hazel para un marrón más suave.

 

La Fashion Week de Nueva York contribuyó con sus dos versiones del oscuro y el claro: Rocky Road y Sugar Almond.

 

Una agradable novedad, la verdad: el marrón, que es un color extremadamente elegante, había sido apartado a favor del potente binomio blanco-negro durante los últimos años. Ahora vuelve… y con él, muchas formas distintas de explotar sus ricos matices y la profundidad de sus tonos.

 

Vamos a ver las dos grandes líneas decorativas en las que podrás explotar a fondo los marrones de temporada.

 

Cuadros enmarcados con moldura de madera Ref.: M-ZD0-Z23 M-ZD0-Z19

 

Marrones para estilos clásicos

El marrón, en toda su amplísima gama de matices, es un color ideal para los entornos clásicos, de tipo Mid Century.

 

Lo podemos obtener sin esfuerzo revistiendo las paredes en madera, que quedan escandalosamente elegantes y hermosas. Los muebles, de diseño, pueden ser piezas clásicas del siglo XX para reforzar la línea de estilo.

 

El cuero es otro de los materiales imprescindibles. En color Hazel o Sugar Almond es una invitación constante a observarlo y acariciarlo.

 

En cualquier caso, siempre estamos buscando materiales nobles (madera, mimbre, textiles orgánicos, mármol) pero en su estado más pulido y cuidado.

 

El resto de la paleta, en este caso, debería ser neutra, sobria, dejándole todo el protagonismo al marrón.

 

Imagen vía: This Is Glamorous - Moldura de madera Ref.: M-398-S27

 

Aplicación del estilo formal los cuadros

 

Un estilo formal, tipo Clásico Renovado o Mid Century Modern, requiere obras con un punto sofisticado y maduro. Por tanto, aquí nos encajan muy bien obras de arte moderno, fotografía de autor, o incluso posters y afiches de diseño. Por supuesto, poco o nada edulcorado ni romántico, no es eso lo que buscamos.

 

En cuanto a las molduras, estos estilos admiten mucha variedad tanto de materiales como de texturas, pero sí hay algunas ideas a tener en cuenta:

  • Han de ser delgadas.
  • Geométricas mucho mejor que orgánicas.
  • El paspartú te ayudará muchísimo a crear geometrías y a jugar con los colores.

 

¿Y el color? Marrones si queremos añadir acento en paredes neutras, y neutras si buscamos suavizar una pared marrón.

 

Cuadro enmarcado con moldura Ref.: M-094-108

 

Combinaciones del marrón en estilo clásico

Para crear estilos formales y con punto clásico, hay otros colores que combinan excelentemente bien con los marrones, más allá de los neutros.

 

Una excelente pareja, aunque a priori parezca que no pegan, son azules de regusto mate: oscuros como el Evening Blue o más claros, como Bluestone.

 

Imagen vía: West Elm - Moldura Ref.: M-063-B60

 

¡Aunque el match más natural es con verdes de musgo y abeto!

 

Imagen vía: Antic & Chic - Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.: M-005-D07

 

Marrones para estilos informales

Cuando buscamos un estilo más informal en el que aprovechar la belleza de los marrones, mantendremos algunos elementos comunes con el estilo anterior, pero adaptados a lo que queremos.

 

Los sofás de cuero también nos traen el marrón, pero buscamos piezas más “libres”, más orgánicas o irregulares. En general, toda la decoración será más descontracturada, más “descuidada”.

 

El color Hazel, por ejemplo, es perfecto para los textiles, que serán de tejido natural y acabado imperfecto, artesanal, ligeramente irregular, rugoso.

 

La madera también es protagonista, pero la vamos a utilizar en crudo. Y para el suelo glorificamos las terracotas.

 

Para combinarlo con otros colores, podemos ser más audaces que en los estilos formales, jugando con paletas más dulces y luminosas, en los que el marrón aporte equilibrio.

 

Los estilismos beben de aquellas tendencias en las que las plantas de interior, el mueble de caña, y el toque étnico sean elementos recurrentes.

 

Imagen vía: Down The Rabbit Holewines -  Moldura de madera Ref.: M-691-A69

 

Aplicación del estilo informal en los cuadros

Las obras que maridan mejor con los estilos informales son motivos florales o naturalistas, ilustraciones de estilo naif, abstractos ingenuos con manchas y formas seamless, o incluso fotografías analógicas. Lo que mejor responda al espíritu único de ese lugar que estás creando.

 

En las molduras podemos jugar mucho más con las materialidades y las texturas, buscamos experiencias sensoriales. Los ornamentados pueden ser llamativos si se combinan con sabiduría, pero lo que no te va a fallar nunca son acabados de madera en crudo. Y ya está.

 

Cuadro enmarcado con moldura de madera Ref.:  M-012-D94

 

Combinaciones del marrón en estilo informal

Si en los estilos formales buscábamos combinaciones cálido-frío para conseguir el equilibrio, en los informales podemos ir al cálido-cálido, desequilibrando de forma encantadora hacia espacios dulces, pero de forma muy moderada y tranquila.

 

Una gran combinación para los marrones son los rosados, rojos coral, y melocotones. Ni demasiado dulce, ni demasiado naif, ni demasiado profundo. Es, sencillamente, encantador.

 

Imagen vía: Este Maravilloso Mundo - Moldura de madera Ref.: M-576-B31

 

Para este estilo informal, otra gran combinación de los marrones son los neutros y beiges. Pero, ojo, no para utilizar esos neutros como base, sino para dedicarles a ellos la decoración, en una clara apuesta por una paleta degradada de cremas que van desde los blancos amarillentos a los marrones, que ya no son acentos, sino cimas.

 

Imagen vía: Much Mor Than Homes - Marco con moldura Ref.: M-585-100

 

Ya ves qué propuestas tan distintas tienes a mano para introducir el marrón en tu casa este otoño.

¿Vas a ir a por el equilibrio clásico, o vas a dejarlo fluir todo de forma informal?