Preparar nuestra casa para la llegada de la Navidad es llenarla de estilo y alegría festiva, es envolverla con esa magia especial que caracteriza a estas fechas entrañables. 

El belén, las luces, el árbol, el calendario de adviento… son imprescindibles a la hora de decorar tu casa en esta época tan esperada. Pero para deslumbrar de verdad, tienes que atreverte a jugar con los colores y aprender a combinar tus cuadros. 

En el post de hoy vamos a enseñarte cómo crear una ambientación navideña única y personal, alejada de tópicos. ¿Jugamos?

 

Cuadro enmarcado con moldura M-012-D94

 

Sostenibilidad y respeto hacia el medio ambiente

Reducir, reutilizar y reciclar está en boca de todos. Cuidar del medio ambiente no sólo es una necesidad y una misión global: es ya una tendencia.

Cada vez son más las personas que van al trabajo en bicicleta, usan ropa sostenible, consumen productos de la tierra y sobretodo… ¡apuestan por una casa ecológica!

Para sumarte a esto puedes optar por materiales y elementos que no pasen por un proceso industrial ni hieran el medio: crea decoraciones adorables con piñas y hojas secas, ramitas, madera pulida por el mar, cáscaras de nueces o bellotas, que encontrarás fácilmente dando un paseo por el campo o la playa.

Estos materiales naturales combinan muy bien con los colores tierra y los tonos beiges y blancos. 

Conseguirás un look muy natural y hogareño con la moldura 533-217.


Cuadro enmarcado con moldura M-533-217

 

Metales desgastados

El dorado y la plata nos recuerdan a la Navidad: las campanas, las estrellas, los copos de nieve que caen de noche…  Son metales que se ven muy bien juntos. 

Pero recuerda que la Navidad es sinónimo de calidez, por lo que este año, evita usar los metales demasiado brillantes y opta por los desgastados, oxidados o incluso el cobre o el bronce: crearán un efecto vintage que te transportará al pasado.

Una buena forma de conseguir este estilo es a través de las molduras de tus cuadros, como hemos hecho nosotros en la siguiente imagen con esta hermosa moldura plateada:

 

Cuadro enmarcado con moldura M-514-W84

 

Navidad en Verde Bosque

El verde bosque es un clásico  que no puede faltar en Navidad. Es el color de los pinos y de la naturaleza salvaje; un tono ideal para esta época del año. Invítalo a pasar y siente el equilibrio y la calma del verdor de los bosques en el interior de tu hogar.

Combinación ideal para molduras blancas y materiales orgánicos. Prueba la moldura 268-222 y, ¡apúntate a la deco eco-friendly!

 

Cuadro enmarcado con moldura M-268-222

 

Navidad en colores empolvados

Los colores empolvados tienen ese halo de misterio, como si temieran ser vistos en su máximo esplendor; como el niño que, en Nochebuena, se esconde tras una cortina de visillos para descubrir quién trae los regalos. 

Estos tonos nunca pasan de moda, y aportan un toque de ensueño a la Navidad con sus rosas claros, celestes o grises suaves que recuerdan a los cuentos de hadas o a los amaneceres de Finlandia.

Conserva la magia para siempre con una moldura como la moldura 126-244.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-126-244

 

Entorno natural

En Navidad tenemos más tiempo para desplegar nuestra creatividad al 100%. Nos encanta decorar en familia con materiales reciclados que podemos encontrar en la naturaleza. Vivir cerca de un parque o un bosque nos ofrece la posibilidad de incluir algunos elementos autóctonos que aportarán un encanto extra y rústico a nuestros cuadros y molduras de madera.

Déjate seducir por la sencillez de la moldura ZD0-Z23 para completar la experiencia más natural posible.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-ZD0-Z23

 

Los clásicos navideños: el rojo y blanco

Cuando hablamos del blanco y rojo, es imposible no pensar en ese hombre de aspecto bonachón y nariz chata que se cuela por  las chimeneas. Y es que esta combinación representa, junto al verde, el trío de colores básicos de la Navidad; están hechos el uno para el otro. Un clásico que nunca pasa de moda porque nos encanta como realza la belleza de la madera, por ejemplo en la moldura 480-X72. 

 

Cuadro enmarcado con moldura M-480-X72

 

Navidad nostálgica

Hay momentos muy navideños que se quedan dando vueltas, imágenes que se tatúan en nuestra memoria, y objetos y olores que son capaces de devolvernos a la infancia en un solo segundo.

Ábrele la puerta a tu pasado y recupera esos adornos antiguos que llenaban tu casa de ilusión y esperanza. Revive lo bueno de la Navidad con una decoración retro que te hará emocionar. Prueba con la moldura 217-R76 y prepárate para viajar en el tiempo.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-217-R76

 

Navidad azul

El Classic Blue, además de ser el color del año 2020, destaca en esta propuesta de decoración navideña por recordarnos al inmenso cielo azul estrellado que guía a los Reyes Magos hasta nuestro hogar. Las majestades de oriente se sentirán como en casa con esta acertada combinación en la que la serenidad del azul se fusiona con la riqueza simbólica del dorado. 

Para su introducción en casa, una propuesta muy interesante es utilizar las molduras para contrastarlo. Por ejemplo, con la elegancia del dorado rayado de la moldura 477-S30. 

 

-- Iremos actualizando el contenido durante las siguientes semanas, estate atento a nuestras redes sociales -- 

 

Ahora ya sabes cómo combinar los colores y las molduras para que cada rincón de tu hogar se impregne de un ambiente navideño que se salga de “lo de siempre” sin por ello perder el sabor clásico que todos esperamos en estas fechas de recuerdo. ¿Listos para sorprender a tus invitados?