¿No va siendo hora de vestir la nueva temporada con los colores que mejor le sienten? El verano queda atrás, y con el acortamiento del día y esos vientos fríos que, pese a esperarlos, siempre te pillan por sorpresa, toca repensar nuestro interiorismo.

 

Y como siempre, los expertos de Pantone van a echarnos una mano. Ya hemos visto en artículos anteriores cuáles son las propuestas preferidas para este otoño/invierno. Hoy vamos a proponerte una paleta muy concreta: Ocre, verde azul.

 

Se trata de una paleta divertida y vibrante que desafía los interiores con la frescura del verde y el azul, naturaleza en estado puro, y la elegancia del ocre, cuyo tono acaramelado nos recuerda a las primeras hojas caídas.
¡Una mezcla perfecta para volver a la rutina este otoño con las pilas cargadas y un montón de energía positiva!
 

 

Cuadro enmarcado con moldura M-001-D08

 

¿Qué azul?

Los colores tienen infinitos matices, casi tienen vida propia, están dotados de una personalidad única que les confiere un nombre propio. Por eso el azul de nuestra propuesta no es simplemente azul, es un Classic Blue, el Color Pantone del año 2020. Es imposible no querer perderse en su profundidad. 


Se trata de un tono atemporal, que infunde calma e invita a la reflexión inmediata, como si por un instante cayéramos en el inconmensurable cielo nocturno, donde todo ocurre aunque parezca quieto.


Eso mismo sucede cuando combinas la fuerza de un azul infinito con elementos blancos o madera natural: consigues un efecto armonioso y envolvente que hace flotar los objetos como una botella en el océano.

 


Cuadro enmarcado con moldura M-659-A19

 

¿Qué verde?

Los prados alpinos, las hojas de los árboles selváticos, el césped del jardín, el musgo que abraza las rocas… No hay dos verdes iguales. Cada uno tiene algo distinto que contar, pero si en algo coinciden es en su simbología: el verde es la vida, la fuerza, la serenidad; es el color de la esperanza y la buena suerte.


El verde que te proponemos vira también entre los agua marina oscuros y el verde esmeralda.


Ideales para combinar con grises oscuros y negros y aliviar la sobriedad de la elegancia; junto con el gris perla y el púrpura rosado, nos transportará al mundo mágico de las profundidades marinas, en las que incluso las sirenas son posibles.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-217-R79

 

¿Qué amarillo?

El amarillo es el color estrella de la publicidad. Es un color espontáneo y variable, que inspira la inteligencia y la alegría. 


Su matiz más puro y brillante suele acaparar toda la atención, por eso solo los más atrevidos se decantan por este tono de gran carácter.


Nuestra propuesta es más discreta, un amarillo entre el tono mostaza y el anaranjado, que aporta una calidez perfectamente combinable con los colores tierra o variedades de blancos si se busca ganar luminosidad. Estas tonalidades de amarillo son también buena compañía de la madera cruda y tratada, un conjunto que revitaliza con solo mirarlo.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-217-R79

 

¿Cómo encajamos estos colores con el resto de la decoración?

Estos colores son perfectos para las tapicerías de sofás, cortinas, textiles, cuadros y paredes, pero, ¿qué ocurre con el resto del mobiliario? Tienes varias opciones: 


Si deseas crear un ambiente elegante y colorido, lo mejor es combinarlos con metales. Apuesta por los negros y dorados, ¡serán tus aliados!


Y si prefieres algo más acogedor y familiar, opta por combinarlos con maderas naturales y disfruta de un apetecible estilo rústico.

 


Cuadro enmarcado con moldura M-217-R79

 

Combinar estos colores con metales

El color metalizado empleado como base en el diseño de interiores aporta un plus de brillo, luminosidad y personalidad a cualquier estancia. 

  • Los colores verdes, como el verde menta, agua marina o el esmeralda, combinan genial con el cobre; dependiendo de la intensidad del verde conseguirás ambientes más formales con los tonos oscuros y más desenfadados y exóticos con los turquesas. 
  • El dorado achampanado en pequeñas dosis también es una buena opción para los verdes, ya que si se abusa demasiado puede quedar algo navideño.
  • Los amarillos claros o en tonos pastel son muy combinables con elementos plateados. Para los colores ámbar o mostaza es mejor emplear el cobre de forma discreta.

 

Combinar estos colores con maderas claras y fibras naturales

El look natural nos gusta porque aporta calidez y personalidad a la vez que nos acerca a la naturaleza.


Mimbre, esparto, ratán, yute, hilo sisal… Las fibras vegetales tienen ese no sé qué que hacen los ambientes más originales y acogedores.
Los azules oscuros combinan muy bien con el yute y el mimbre, dándole un toque mediterráneo que recuerda a las cuerdas de amarre de las barcas de pesca.

Las maderas claras son un verdadero acierto para conseguir espacios más luminosos y vivos. Ideales para acompañarlas con amarillos claros, blancos, grises suaves y azules pasteles, aportan elegancia y crean una sensación de limpieza y orden. Y si lo que buscas es destacar, el abedul o la haya junto con colores planetarios o negros crea un contraste muy atractivo.

 


Cuadro enmarcado con moldura M-217-R78

 

¿Qué molduras me irían bien para hacer esta propuesta?

Cuando acertamos en la elección de la moldura, la imagen o el cuadro que vamos a enmarcar embellece al instante. El marco resalta el contenido de la obra y viste las paredes con un estilo que quedará definido según el perfil de moldura, la textura y los materiales elegidos. 


El proceso de búsqueda del marco perfecto puede resultar complejo, por eso queremos sugerirte las molduras más adecuadas para los colores de nuestra propuesta.

 

Molduras doradas mate

Dale un aire  contemporáneo a tus cuadros con la moldura 408-W75 / 312-R41. El acabado dorado mate es más noble que su versión brillante, lo que dará una nota de glamour a los tonos azules que te proponemos.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-321-R41

 

Molduras doradas brillantes

Para esta mezcla de colores, no hay nada mejor que el acabado dorado brillante de la moldura 452-S99. Una dosis de lujo que contrasta con la profundidad y la sobriedad del azul. Ponte a brillar con esta propuesta TOP tan luminosa y cuéntanos qué te parece.

 

Cuadro enmarcado con moldura M-452-S99

 

Molduras negras

Es sabido que el negro es la ausencia de todos los colores, por eso su fuerza nace cuando se combina con colores enérgicos como el agua marina o el verde esmeralda. Déjate seducir por la elegancia y el misterio de la moldura 441-X81.  El clásico de los clásicos que nunca falla.
 

Cuadro enmarcado con moldura M-441-X81

 

Ahora ya tienes todo lo que necesitas para vestir tu otoño de juventud, dinamismo y vitalidad, con un diseño de interiores basado en ocre, verde, y ese hermoso azul de temporada que es Classic Blue. ¡Ya puedes darle la bienvenida al frío!